Junio mes internacional del cuidado de la Fertilidad

Se lo dedicamos a las familias que padecen los duelos en infertilidad, ya que son los duelos que están más desautorizados aún.

Sabías que los duelos en fertilidad son los más desautorizados, vividos en mayor soledad, aislamiento y una carga condenatoria para quienes lo padecen?

Qué son duelos en superposición que hacen estragos en la vida de las personas, y que lamentablemente sigue avanzando la población que está afectada por esta problemática.

Conllevan múltiples duelos que son invisibles, intangibles, naturalizados, que se someten a las personas a una maratón de intervenciones que van lesionando su identidad, su autoestima, donde se van desempoderando, y gradualmente desconectando de si mismos.

Duelos que no pueden ser reconocidos por la “maratón” de intervenciones, de medicación, de hormonas, de estudios diagnósticos invasivos y cruentos.  Sumado al costo emocional y económico. A la exigencia del próximo tratamiento, sin el tiempo suficiente de “procesar” todo lo vivido. Duelos que finalmente quedan interrumpidos, y que pueden generar a su vez el fracaso de los siguientes procedimientos, con los cuerpos manipulados, agotados y extenuados.

“La infertilidad también es resultado de un sistema que supedita la vida a la lógica productivista y mercantil. Cuántas mujeres posponen su deseo de ser madres hasta conseguir una estabilidad económica y laboral que nunca llega.

Una dinámica que puede tener consecuencias cuando intentamos quedarnos embarazadas después, pasados los 35 o los 40 años, cuando nuestra fertilidad disminuye, y esto puede dificultar lograr el embarazo.

La solución a los problemas de infertilidad no reside solamente en las técnicas de reproducción asistida; estas pueden ayudar en determinados momentos, pero no son la respuesta definitiva.

Lo que necesitamos son medidas políticas que aborden el problema de fondo, es decir, que acaben con la contaminación medioambiental, que permitan acceder a una vivienda digna, que pongan fin a la precariedad laboral y de vida, que aumenten las ayudas a la maternidad y la crianza.

La infertilidad es un problema político, sin personas fértiles, sin un planeta fértil, no hay vida posible».

Esther Vivas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s