Celebraciones de fin de año

Para estas fechas de fin de año deseo llegar a vos con un mensaje especial…

A vos, a quienes sufren en silencio, en soledad, en aislamiento…

A quienes les tocó atravesar la experiencia de cuando irrumpe la muerte al inicio de la vida…

Avanza diciembre de un año particular, avanza diciembre y se acercan las celebraciones de fin de año…

Son fechas especialmente sensibles, se abre una vulnerabilidad mayor, y se reabren todas las fechas claves, cómo son los síndromes de aniversario.

Nos tenemos que juntar con las familias, nos sentimxs expuestxs, se reabren los duelos de los que ya no están, sentimos la mirada de los demás…

Son fechas difíciles, muy dolorosas, nos exponen frente a ideales elevados de la familia “ideal” que claramente no existe…

Son fechas en que hacemos balances, que a veces no cierran como desearíamos…

Las celebraciones de fin de año nos imponen sin saberlo la sujeción a mandatos socio/culturales, sobre el éxito, la unión y la felicidad…

Se nos imponen también mandatos como familias numerosas, el deber de la procreación, de ser madres, de ser padres, de ser abuelxs, sobre la cantidad de hijxs.

Todo esto lo sufrimos y pagamos altos costos en lo interno.

Por todo esto, te invito a pensar.

Que te animes a revisar este tipo de “mandatos”, que bajes las exigencias.

 La mayor parte de las veces los balances no dan como quisiéramos.

También que sepas los duelos se re-abren, se reactivan, y volvemos a reabrir nuestra sensibilidad y vulnerabilidad.

Te invito a que puedas darles tiempo a tus duelos, con una mirada benevolente y compasiva.

Que te permitas pedir ayuda.

Que puedas armar tu tribu, que te puedas respetar estar solx cuando lo necesites, y acompañadx también cuando lo necesites…

Y que en estas celebraciones te permitas decir que “NO”, un “NO” para los demás es una afirmación para vos mismx.

Un “NO” para los demás puede ser un “SI” a tus tiempos y tus posibilidades…

Aprender a decir que NO es un duro aprendizaje, pero de los más valiosos, es empezar a respetarte y a cuidarte de otra manera.

Te deseo la libertad que puedas elegir con quién/quienes y cómo deseas pasar este tiempo tan particular de cierre del año 2020.

Te deseo que puedas incluir a tus hijxs en tu corazón, que sientas su presencia, y su amor incondicional. También que puedas incluir a todos los familiares que partieron este año tan difícil de pandemia en el que no nos hemos podido despedir presencialmente.

Te deseo paz y tiempo para que puedas tomarte el tiempo íntimo, vital y sagrado de tu camino interno de sanación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s