Paternidades invisibles

Qué dificil incluir a los papás en este día, cuando somos las mujeres las que llevamos en nuestro vientre la vida antes que ellos puedan llegar a sentirla como nosotras…

Decimos que los papás son los grandes excluidos del duelo gestacional y perinatal porque evidentemente ellos no pueden expresar sus emociones y sentimientos como nosotras.

Ellos cargan con mandatos mesiánicos y demoledores, el patriarcado también les ha puesto en un lugar muy dificil, les ha cargado con un rol y una función más allá de lo humanamente posible.

Ellos también han tenido la ausencia de sus propios padres, ellos cargan con un abandono masculino ancestral.

Los padres de los niños que han partido tan tempranamente también tienen derecho a vivir su dolor y hemos de darle la dignidad de su proceso, con sus tiempos y sus posibilidades.

Ellos lloran en silencio sin que nadie los vean, ellos cargan con los duelos no resueltos, ellos cargan con la responsabilidad de protegernos a nosotras, y al resto de los hijos.

Ellos también tienen miedo, se sienten solos, sienten culpa, no saben cómo, se sienten sin herramientas, sienten que no tienen derecho, se meten para adentro…

Voy a compartir un ritual muy bonito de nuestro querido Maestro Bert Hellinger.

Vas a visualizar a tu hijo, a tu bebé que no ha podido llegar a nacer con vida, fallecido intraútero, o que ha partido al nacer, también puedes visualizar si tienes más hijos.

Vas a cerrar los ojos, a tomar una respiración profunda.
Vas a visualizar a tu bebé fallecido a tus hijx/s
Vas a visualizar a su padre, a tu padre, a tu/s hermanos, a sus abuelos, tíos, primos, amigos,a todos los hombres de la familia.
Vas a visualizar al lado y detrás de ellos a muchos hombres olvidados …


Y le dices a tu hijx
“Vienes de ellos”
“Puedes estar orgullosa/o de ser hijx y ser parte de esta familia como todos ellos
“Hijx veo, acepto, amo y honro a todos los hombres de la familia.”


Respiras, sientes, es así? Lo sientes de verdad?
Sino, vuelves a intentarlo, y si no lo sientes, también está bien.
Cada uno tiene su tiempo.


Agradecer a la energía masculina a través de cada uno de ellos, es permitir que vuelva más amorosamente para sanar las viejas heridas del abandono masculino que también han sufrido nuestros hijos y compañeros, de sus padres, y más atrás aún sus padres de sus padres.


Bert Hellinger nos ofrece la reconciliación “Sí a todo tal como fué” así tal como fue, lo integramos en nuestro corazón.

Ellos están en nosotros y nosotros en ellos.
Gracias, gracias, gracias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s