Testimoniando…

Testimonio anónimo.

Relato de una consultante, digo anónimo, porque son cientos de mujeres que relatan los mismos testimonios, así que puede ser de cualquiera, en realidad representa a todas…

“Estábamos viendo una película, y cuando terminó me puse a llorar, no sabía bien por qué… Daniel me preguntaba qué me pasa… no me pude contener, el llanto fue peor…

Me di cuenta que algo tocó, que se reabrió algo que no sabía que tenía guardado, tanto dolor… Creo que fue la pérdida de una gestación de 11 semanas, estaba por cumplir 3 meses.

Y como empezaba a tener panza lo tuve que contar…

Es horrible como te tratan en todos lados, es una mierda…

Cuando entré por guardia, la médica me dijo “Ah, pero por esta mancha venís mami?

Yo sentía que era más que una mancha, le pedí una ecografía, me dijo que no, ante mi insistencia, me volvió a repetir que no, que no estaba indicado por protocolo… Mientras la enfermera me miraba cómo queriéndome decir algo…

Mi acompañante le volvió a pedir, ante la insistencia, accedió finalmente, pero nos pidió que no volvamos a verla, que vayamos directamente a casa.

Llegamos al ecógrafo, y empezó a buscar… le cambió la mirada… empezó a preguntar porqué me habían pedido la eco??? Y yo ya me dí cuenta que algo no estaba bien…

Finalmente nos dijo que no se escuchaban los latidos, yo sentía bronca porque no me habían creído, bronca y desconcierto…No entendía nada…

Volvimos a la guardia de la médica chota, y me dice “ahora tenés que ir a tu médico, tenés dos caminos, pastillas o respetar tu cuerpo que lo despida solo…

Yo seguía sin entender nada… Lo llamamos al médico en ese momento, y nos dice “Uy no te puedo creer” nos da un sobre turno al día siguiente, nos explica que puede pasar una semana, 10 días o 20 días, que lo mejor era esperar… Y controlar…

Nos manda a hacer otra ecografía, nos sacó el mismo el turno con un colega de su confianza. El tipo resultó un amor, nos abrazó a los dos… y nos dijo “Ya van a volver con buenas noticias…”

Mi médico me explicó que cuando vuelva a sangrar tenía que hacer una nueva ecografía… En pocos días no sé cuántas ecografías me hice… estaba agotada…

Al final a los 14 días lo despedí… Nadie me explicó que iba a parir, vinieron unas contracciones ultrarecontradolorosas…

Volví a la Clínica, fue horrible, a la recepción le digo, “vengo por un aborto espontáneo”, ya me atendieron mal… me vieron dos ginecólogos jóvenes, un chico y una chica. Me piden otra ecografía, para ver cómo estaba el endometrio.

Me mandan sin ninguna indicación al sector de ecografías en general, había un montón de gente, yo estaba sangrando… la sangre me estaba pasando el pantalón, no me podía sostener en pie…

Pensaba que tendrían que haberme priorizado, como ecografía obstétrica de urgencia… Se me pasaban mil cosas por la cabeza, les toqué la puerta para decirles mi situación, no me escucharon y me dijeron que tenía que esperar…

Fui al baño, que encima estaba lejísimos, tuve que caminar como una cuadra, de una punta a la otra de la clínica, resulta que no había baños más cerca de los consultorios de ecografías, fuí a cambiarme la toallita para contener la sangre, y hacer pis,  y siento que lo despido en el inodoro… Me dí cuenta… que lo había despedido y calló al inodoro…

Cuando me toca el turno y me hacen la eco, me dicen lo que yo ya sabía que el endometrio no estaba totalmente limpio…

Vuelvo a la guardia, les cuento todo… Lo único que me dicen “Por lo menos safaste del raspaje” Después de eso quedé tan alterada…(llora)

Fui al médico y me dio una pastilla para terminar de contraer el útero.

Al día siguiente recién me dí cuenta… me dí cuenta que lo había perdido en el inodoro…

A partir de ese momento, nunca pude recordar nada más…

Después de ver la película, que había un bebé muerto, y me hizo reabrir todo esto… Le pedí a Dani que me abrace, me abrazo fuerte, muy fuerte y un montón de tiempo… Y ahí pude llorar…

Yo le decía no quería perder a mi bebé en el inodoro…

Yo me di cuenta que ninguno de los dos pudo hacer el duelo.

Yo sentí que era una nena y me hubiera gustado llamarla “Juana”, justo mi hermano y la señora anuncian un embarazo, resulta que fue una nena y la llamaron Juana, yo no pude nunca conectarme con mi sobrina, y porque sentí que me habían sacado el nombre de mi hija…

Cuando nos tocó contarle a nuestro hijito de 3 años, que estaba esperando a su hermanita, le dijimos que hay hermanitos que no llegan y se convierten en angelitos, y que la pancita de mamá no iba a crecer…

Cuando en ese verano nos fuimos de vacaciones, nos encontramos con una amiga de Dani, que era Doula y nos dijo, nunca se olviden que ustedes tienen dos hijos…

A los tres meses nos dieron permiso de volver a buscar, y quedé inmediatamente embarazada, y nació July, por eso creo que no hice el duelo, quedó ahí… interrumpido.

Recién ahora después de tantos años, lo puedo conectar…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s