Lazos que permanecen…

Ayer, una madre en la consulta, me dice…
«Tengo que despedirme? 
Hicimos un silencio, una pausa larga, una respiración profunda…
Entre las dos sentimos algo indescriptible, para cada una algo similar y diferente a su vez…

Al instante, un sentimiento mayor y una calma certeza nos embargó a las dos…»
Probablemente, en esa pausa de silencio, de presencia y conexión, comprendimos que…

Los lazos a nivel del alma, son indisolubles…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s