Recordando, haciendo balances, algunos momentos de este año 2018…

Soy mujer, soy argentina, tengo 55 años DNI 16226652
No puedo dormir, son las cuatro de la mañana, llueve, hoy es el día… 8 de agosto de 2018
Cierro los ojos, siento, resueno… me pregunto qué estoy sintiendo en este momento?
Hoy se juega una jornada que va a hacer historia en mi país, hoy cientos de miles de mujeres, no sé si llegamos al millón en las calles en Buenos Aires.
 En todo el país vamos a mostrar nuestra presencia en las calles… Y lo vamos a hacer con la mirada y la presencia de todas las mujeres del mundo…
Cierro los ojos y siento…y me pregunto qué hay detrás de esta “marea verde”…
Qué hay detrás o además, del poder de convocatoria de tantas agrupaciones feministas, qué hay además del fenómeno de “identificación de masas”, qué hay además del contagio de la euforia, qué hay además de una nueva tendencia que se impone con más fuerza que una moda más…
Además de las mujeres, hay cientos, miles de organizaciones de todo tipo, estudiantiles, gremiales, de artistas, de trabajadores, de colectivos múltiples, que convocan, se expiden, se manifiestan, y en todos los sectores cómo nunca hasta ahora movió ninguna movilización en la historia de nuestro país…
Qué es lo que está pasando? Qué se juega y qué se pide con la legalización del aborto…
Cierro los ojos y siento… Y los abro inmediatamente, me da miedo, no soporto lo que veo, lo que siento… Respiro… me doy mi tiempo…
Me vienen todas las mujeres, empezando por mi madre…
Mujeres desangradas…
muriendo de soledad… muriendo en el dolor…
Mujeres de otros tiempos, de estos tiempos, de todos los tiempos…
No puedo tener los ojos cerrados… me viene el horror…
Me empieza a doler mi propio cuerpo… no soporto lo que veo, lo que siento…
Me vienen todas esas mujeres, todas las que lo tuvieron que atravesar en la clandestinidad, en condiciones inhumanas…
Sin saber bien qué hacer, cómo hacerlo, en medio de la desesperación, el miedo, la culpa y la vergüenza… en el campo, en el interior, en una pieza solas… con agujas de tejer, con plantas, con golpes, con pastillas… Con lo inimaginable…
Me viene su desesperación, su angustia… lo siento en mi cuerpo…
Me vienen todas esas mujeres que tuvieron relaciones a la fuerza, y que después lo tuvieron que afrontar solas, porque esos hombres desaparecieron… Y ellas afrontando el costo de la crianza del resto de sus hijos… con una maternidad que las condenó a la soledad y a la exclusión social, al ostracismo…
Me vienen las violaciones, todas las formas de violencia a las que fuimos sometidas y lo seguimos siendo en todas partes… me vienen los crímenes sexuales, las mujeres que fueron torturadas estando embarazadas… los femicidios…
Me vienen todas las mujeres que me llegan a la consulta todos los días desde hace más de 30 años, mis amigas, compañeras de trabajo, compañeras de la vida, me vienen las mujeres de mi familia, mis hermanas, mis abuelas… Todas las mujeres de la historia de la humanidad, de todas las geografías, de todos los continentes, de todos los linajes…
Me resuena todo su dolor, lo llevo en mi cuerpo, lo siento, también es mi dolor…
Todas están en mi… Todas están en todas nosotras…
TODAS ESTAMOS EN TODAS…
TODAS SOMOS TODAS…
Qué es lo que estamos pidiendo… Que se sepa que la legalización es solo un aspecto nada más…
Qué se sienta lo que todas han sentido, hemos sentido, lo que sentimos como mujeres cada vez que una mujer sufre cuando atraviesa este dolor en soledad, en aislamiento, en silencio… Cada vez que tenemos que callar…
Siento la necesidad de gritar y con desesperación… por todas las que no pudieron hacerlo…
Que la fuerza de la Vida esté al servicio de la Vida…
Que esa fuerza de Vida, estuvo tanto tiempo al servicio del dolor y de la muerte…
Que la fuerza de la Vida, vuelva a estar al servicio de la Vida…
Por eso somos verdes, cómo la vida… Por eso somos millones… Por eso salimos hoy a las calles… Por eso nos volvemos locas… Porque estuvimos locas y seguimos estándolo…
El dolor nos ha llevado a la locura, ahora ese mismo dolor y esa misma locura es la fuerza que nos lleva a movilizarnos por millones, en las calles en las redes, por todos los medios…
Ya no nos pueden parar…
Es una locura que sólo las mujeres conocemos… Es la fuerza de nuestras matrices, la fuerza de la concepción, del anhelo de proteger la Vida en el verdadero sentido de la palabra…
Con el AMOR, la responsabilidad y la conciencia colectiva de saber que ninguna mujer más va a tener sufrir ni morir por un aborto clandestino.
Hoy esta marea verde resuena en todo el Planeta…en defensa de la Vida de las mujeres.
HOY ESTA MAREA VERDE RESUENA EN TODO EL PLANETA… EN DEFENSA DE LA VIDA DE LAS MUJERES !!!
María Andrea García Medina.

#seráley

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s