La muerte despeinada. Gilda Sessone

La muerte despeinada asoma
Su nariz blanda por donde
Nadie quiere verla.
Yo la miro sin verla, me
Escondo en el instante,
Me in visibilizo.
Me cobijo en los brazos endebles
De mi amado, brazos finos
Alargados, huesos blandos,
Me sumerjo en el desbarranco
De este instante, instante
Infinito en el que no estás.
La tristeza y mi inercia
Se conocen, viejas camaradas
Odiosas compañeras de
Pérdidas, charcos de sangre espesa,
Rumor de plenitud y primavera
Yo me recuesto sintiendo el final,
Voy contando estrellas,

Acunando la Luna…
                                           Gracias Gilda Sessone

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s