Flor de durazno

Flor de durazno
 Ruborizante sensación, colmado el corazón
 Dulzura imnata, que se amamanta.
 Presencia desapercibida, que ha emprendido la huída.
 Pequeña flor de durazno que quisiera tener en mis brazos.
 Tan pequeño y tan sentido ¿porqué dejaste mi vida?
 ¡Qué gran desdicha, ni una palabra dicha!
Tenerte tan poco, sin saber nada de ti.
 Arrastrarte de apoco y quedarme sin ti.
 Sentirme vacía de tanta dulzura.
 Para mí, ya todo es caída y nada lo cura.
 ¿Cómo no cuidarte y ahora tanto amarte?
 Llorar tanto esta ausencia que no advirtió presencia.
 Hubiera querido para ti dulzuras, jamás amarguras.
 Hubiera querido tenerte y no así perderte.
Perdóname pequeño amor por haberte desconocido.
Perdóname por no haberte oído.
Te quiero y siempre en mí estarás presente.
 Te amo y quería que de algún modo lo supieras.
 Por eso te dedico sin conocerte estos versos.
 Te amo, te amo tanto, sólo perdóname, por este amor que es tan cruel.
                                                                        Edith

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s